Categorías: Diseño, Tutoriales, Usabilidad

¿Cómo incrementar el CTR de los anuncios de tu web?

Publicado el 13 octubre 2011 por .

¿Tienes publicidad en tu web y tu modelo de atribución es CPC? Aprende a incrementar el CTR.

Si queremos que la publicidad que se muestra en nuestra web se convierta en una fuente de ingresos importante más que anecdótica, no basta con poner AdSense o confiar en un par o tres de banners. Hace falta un trabajo metodológico, técnico, creativo y de sentido común para tener una publicidad que funcione.
Pero más importante aún, hace falta un cambio en la mentalidad de nosotros mismos como anunciantes que ayude a cambiar la percepción que nosotros mismos tenemos como usuarios alrededor de la publicidad. Hay que dejar de ver la publicidad como un elemento superfluo que genera ceguera allí donde se sitúa y hay que empezar a ver la publicidad como algo realmente útil y relevante para el usuario. Los primeros que nos tenemos que aplicar el cuento somos los anunciantes, y sólo así cambiará el estigma o percepción negativa asociada a la publicidad. ¿Cómo? Relevancia y apariencia.

Relevancia

¿Qué sentido tiene un banner de un portal de compra y venta de vehículos de ocasión al pie de un artículo de opinión política? Ninguno.
¿Qué sentido tiene un banner de una oferta de vuelos a Roma al pie de una notícia sobre una avería en una central hidroeléctrica? Ninguno.

Aunque sólo son un par de ejemplos reales, la web está llena de casos como los anteriores. No podemos esperar que alguien haga clic en estos anuncios. Dicho de otra manera, el clic en anuncios como estos será una causalidad. Y precisamente en Internet, nos estamos limitando mucho si dejamos que las cosas sucedan por simple casualidad. Internet es precisamente el medio donde tenemos un elevado control sobre todas las variables, lo que facilita mucho dar en el clavo con lo que anunciamos y donde lo anunciamos. Internet facilita ser relevantes y encajar las cosas en su mejor contexto.

En televisión nos muestran publicidad teniendo en cuenta franjas horarias y programación. Por ejemplo, anuncios de coche en las pausas publicitarias de la Fórmula 1. O por ejemplo, hornos de inducción en las pausas publicitarias de programas de cocina. Hay cierta relevancia, dejando a un lado las madrugadas y la teletienda. ¿Queremos que nuestra web sea la teletienda de Internet? No.

Más allá de franjas horarias y programación, en la web podemos ser relevantes con la publicidad que mostramos si tenemos en cuenta lo siguiente:

  • Contenidos concretos de la página donde mostramos el anuncio.
  • Categoría de contenidos a la que pertenece la página.
  • Contenidos previos que cierto usuario haya podido ver en nuestra web.
  • Sitios web que el usuario frecuenta, además de nuestra web.
  • Target que visita nuestra web: edad, sexo, poder adquisitivo.
  • Día de la semana de la visita.
  • Hora del día de la visita.
  • Periodo estacional de la visita (vacaciones Navidad, vacaciones de verano, etc.).

Con la combinación de estos segmentos podemos mostrar anuncios hechos a medida. Por ejemplo, un coche deportivo descapotable con un conductor joven conduciendo cerca de la playa y con un copy mencionando un descuento para menores de 30 años. O por ejemplo, un monovolumen siendo cargado por una joven pareja con 2 hijos, abrigados ya que es Navidad, y con un copy mencionando un descuento para parejas con al menos 1 hijo.

Estos dos casos pueden rozar la utopía, pero las posibilidades que ofrece un medio como Internet están para explotarlas. Internet, como ningún otro medio, permite avanzar en esta dirección. Hay que dejar de apostar por anuncios genéricos que no aportan nada, ni a anunciantes ni a usuarios.

Apariencia

Un ejemplo.

Las siguientes 2 capturas de pantalla corresponden a SERPs para dos portales inmobiliarios diferentes. El primero de ellos opta por mostrar un banner relacionado con el sector y lo intercala entre las entradas de la SERP.

Publicidad apariencia banner

El segundo opta por introducir anuncios de Google con apariencia similar a las propias entradas de la SERP.

Publicidad apariencia contenidos

¿Qué opción es mejor? Ambas opciones muestran anuncios relevantes, pero en términos de apariencia son claramente distintas. La primera tiene un formato tipo banner al que estamos acostumbrados y la segunda tiene una apariencia similar al contenido de la propia web, camaleonico ¿Intenta confundirnos? Ambas opciones son lícitas. Y si el destino al que nos lleva es relevante y útil para mi como usuario, ¿Qué más da la apariencia?

Lo que si tienen en común ambas opciones es que introducen la publicidad a lo largo del propio contenido. Es decir, prescinden de dedicar una zona a contenidos y otra zona a banners. Y esto es una muy buena práctica.
Además, tener las espaldas cubiertas en cuanto a relevancia justificará según que apariencias. Por ejemplo, podemos introducir la publicidad de forma explícita y persuasiva. A lo largo del contenido principal podemos introducir publicidad con textos cómo “Quizá te interesa…”, “Anuncios interesantes…” o directamente “Publicidad útil…”.

En resumen, si la publicidad es contextual no hay motivos por los que ubicarla en zonas de pantalla secundarias, lejos del foco, como si nos diese vergüenza. Es óptimo dar a la publicidad la visibilidad y apariencia que merece. Ya no estamos tratando con contenedores suprefluos y fuera de contexto, sino que tratamos con contenedores que muestran información útil al usuario y que enriquecen la propia web.

Por cierto, nada de pop-ups ;)

¿Qué opinas?

Tags: , , , ,

Deja tu comentario